Imprimir esta página

Tras percance en fábrica de Umán; vecinos preocupados

Así lucen las casas aledañas a la bodega del Grupo Industrial Parissi en el fraccionamiento Arcos de Umán, donde dos contenedores con 15 mil litros de ácido muriático presentaron fugas y derrames que obligaron a evacuar más de 120 hogares de la colonia, ubicada justo en la entrada al municipio.

A un día del incidente, el fuerte olor continúa en la zona, por lo que quienes se encuentren allí deben cubrirse la boca y la nariz para evitar daños a su salud.

Tras el inédito suceso, familias de la comunidad salieron prácticamente huyendo en medio del caos de no saber qué estaba ocurriendo. Muchos de ellos se refugiaron donde pudieron, con familiares, amigos y/o conocidos. La secundaria Raquel Dzib Cicero, localizada apenas a tres cuadras del sitio del derrame, suspendió las clases para proteger la integridad de sus alumnos.

Entre los vecinos se respira un ambiente de sorpresa e incertidumbre por lo sucedido. Hoy por la mañana una veintena de personas se reunieron en calles próximas a la bodega de Parissi, que de momento se mantiene custodiada por agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), para exigir al alcalde Freddy Ruz Guzmán que se haga cargo y "obligue a la empresa a reparar los daños a los afectados".

En un recorrido por la zona realizado por ACOM, se constató que los predios cercanos a la "zona cero" del incidente se encuentran totalmente cubiertos del químico, también llamado ácido clorhídrico, que arrasa con todo a su paso: paredes, plantas e incluso insectos.

En entrevista, el alcalde umanense declaró que se coadyuvará con la ciudadanía para hacer que los responsables sean sancionados, y reveló que ya se interpusieron las denuncias ante las instancias correspondientes.

Como se informó ayer, alrededor de las cinco de la tarde se registró la fuga en la bodega del Grupo Industrial Parissi, ubicada en el kilómetro 20 de la carretera Mérida-Umán. Personal de Protección Civil de Yucatán, junto con bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) implementaron un operativo de seguridad para contener el derrame y neutralizar el ácido con sustancias alcalinas.

Al lugar llegaron las unidades  837, 829 y 2135 de bomberos y las unidades Virt-015, 6317 y 2137 de policía, así como 3 ambulancias de la corporación y personal de Protección Civil estatal.