Juez niega detención cautelar; una familia clama justicia

El juez de Control Manuel Jesús Soberanis Ramírez negó la prisión preventiva contra Florencio Poot Naal, guiador de la camioneta que arrolló y dejó abandonada a una familia de motociclistas en Tizimín el domingo 13 a la 1 de la tarde.

Por el accidente, una menor de 2 años de edad aún batalla por sobrevivir en el hospital Agustín O’Horán. Previamente, el juzgador negó la orden de aprehensión que la Fiscalía del Estado solicitó debido a los antecedentes de haber abandonado a la familia a su suerte tras el percance vial.

Durante la audiencia, celebrada ayer miércoles en Valladolid, se leyó la acusación contra Poot Naal, así como el estado de salud de la infante, quien aún se encuentra grave en el área de terapia intensiva en dicho nosocomio.

Los fiscales y padres de la menor, que también resultaron lesionados, pidieron que se encierre al acusado.

Soberanis Ramírez, luego de escuchar los alegatos de apertura del proceso judicial, le imputó los delitos al acusado, pero negó la prisión preventiva solicitada.

Como medida cautelar, dictaminó el pago de una garantía económica de 25,000 pesos, las prohibiciones de salir de Yucatán y Quintana Roo y de acercarse a la víctima, y la colocación de un localizador electrónico.

Además, programó la audiencia de vinculación para hoy jueves a las 11 a.m.

La decisión del juez de Control causó enojo entre la familia afectada y amigos que acudieron a la audiencia en los juzgados de oralidad en Valladolid.

De acuerdo con fuentes, el acusado llegó a la diligencia a bordo de la misma camioneta con la que causó el grave accidente en Tizimín. (Fuente Diario de Yucatán). 

Al Interior TV

 
 
 

Radio en vivo

Videos

facebook