Semana Santa en Yucatán; la más trágica en 10 años

El estado de Yucatán se mantiene como una de las entidades más seguras del país en cuanto a incidencia de delitos del orden público. No obstante durante la última década el escenario de los percances viales ha ido “in crescendo” a raíz de la comunión de varios factores como el manejo continuo de dispositivos móviles en carretera y a la falta de campañas que llamen la atención sobre la importancia de cuidar la integridad física. El comunicador René Flores Ayora, inquiere en algunos datos estadísticos que innegablemente encienden los “focos rocos” y determinan que es momento de poner manos a la obra, medios, empresas, y gobierno del estado, ante los datos duros alarmantes, como los que a continuación se citan:

Hace unas horas culminó el período de asueto correspondiente a Semana Santa/Pascua y de acuerdo al balance presente; se reportaron 21 muertos (6 motociclistas, 3 ciclistas, 7 acompañantes y 3 peatones), con lo cual ésta ha sido la más trágica de los últimos 10 años. El escenario de estos trágicos percances sigue siendo el Periférico de Mérida, con lo cual se refrenda la necesidad de que surja una campaña emocional objetiva de seguridad vial que realmente “llegue al corazón” del motociclista, automovilista y ciclista. Una campaña de concientización donde los medios funjan como la gran plataforma de difusión pero que también las empresas cuya fuerza de trabajo se mueve primordialmente en motocicletas tengan la obligatoriedad de proveer a sus diligencieros y repartidores de un producto o servicio de cascos certificados.

El comunicador pone especial énfasis en que gran parte de los accidentes registrados que hoy por hoy arrojan tan alarmante cifra, se dan en el periférico de Mérida donde urge a las autoridades a que realicen una reingeniería vial y señalética que no atente ni se convierta justamente en el objeto contundente que acaba con la vida del guiador y/0 motociclista. Por citar con ejemplos está el caso de los “obstáculos laterales” colocados, con lo cual un choque de frente equivale a un golpe de caída de 33 metros de altura. A su vez, indica que los postes de luz en el periférico deberían ser colapsables para no causar la muerte instantánea de un motociclista, que sigue estando en el “top ten” de los lamentables decesos de la estadística. De igual manera, insta a colocar amortiguadores de impacto en las zonas neurálgicas de este fatídico corredor vial.

El comunicador René Flores Ayora, indica que en un rápido balance mediático de las tragedias viales ocurridas del primero de enero al presente, se cuentan 67 casos de los cuales el motociclista sigue siendo el protagonista principal de las muertes acaecidas. Ante lo cual habla de un plan de concientización que invite a conductores a no utilizar el teléfono celular durante que está en marcha, que vaya en la idea de un “Déjalo Sonar”, colocándolo en la guantera o sencillamente no contestar.

Apunta que éste recuento mediático de tragedias 67, puede estar superada con la cifra oficial que la Fiscalía del Estado tiene que serían, en lo que va del año, 100 decesos por la misma naturaleza. De acuerdo a esta realidad, llama a cerrar filas, entre prensa, sociedad, empresas y gobierno para emprender de inmediato la referida Campaña Objetiva de Seguridad Vial y así detener una realidad que alcanza y supera el “en Yucatán no pasan esas cosas”.

 

Radio en vivo

Videos

facebook