Renán sigue: "no se bajará" de la contienda por Mérida

El portal Presidio publicó las primeras declaraciones del panista que busca por segunda vez gobernar la ciudad de Mérida,  Renán Barrera Concha, donde éste destaca que “no se bajará” de sus aspiraciones políticas y seguirá adelante en su búsqueda de repetir en el gobierno de la capital yucateca:

Luego de su detención la madrugada de este domingo en un retén de alcoholímetro, el panista dejó en claro, a aquellas voces que piden su renuncia a la precandidatura “por congruencia moral”, que no está en sus planes ceder dicha posición a su compañera de partido Cecilia Patrón Laviada.

Como informamos, Barrera Concha fue arrestado y trasladado al Complejo de Seguridad Pública por registrar 176 grados de alcoholemia cuando conducía la camioneta Honda Odyssey, con placas ZCN-959-A, sobre el Periférico de Mérida.

Sin embargo, el político del PAN no pisó la cárcel de la SSP, como se creyó en un principio, y además fue liberado ayer mismo por la tarde, antes del tiempo previsto.

“La intención era exhibirlo públicamente, más que castigarlo por conducir ebrio. Se esperó la llegada de los medios para iniciar el procedimiento de su detención, que tampoco llegó a su término reglamentario”, indicó a PRESIDIO un abogado que estuvo cerca del proceso y tuvo contacto con la familia.

Al ex alcalde de Mérida le marcaron el alto en un puesto de control policiaco del Periférico y fue retenido ahí por espacio de 45 minutos, en el interior de la unidad, hasta que arribaron los reporteros. En ese tiempo ningún policía habló con él, ni le explicaron del procedimiento.

Los representantes de los medios de comunicación recibieron entre 2:45 y 3 de la madrugada el “pitazo”, de fuentes oficiales, de que Renán acababa de “caer” en el alcoholímetro de City Center.

Los reporteros demoraron en llegar alrededor de 20 minutos. Incluso fueron avisados medios digitales no relacionados con la cobertura policaca nocturna y televisoras que laboran en horario matutino, que también llegaron en pocos minutos.

Los agentes recibieron indicaciones vía telefónica sobre la forma de proceder y que mencionaran claramente los artículos que los facultaba para actuar.

Llamó la atención que ese retén policial comenzó a ser montado pasadas las 9:30 de la noche y se puso en funcionamiento fuera del horario habitual.

Según su propia versión, antes de pasar por Periférico Barrera Concha estuvo en un evento de precampaña y posteriormente departiendo con unos amigos. Pero se presume que alguien cercano informó del estado en que se encontraba el político y seguía sus movimientos.

Al llegar a su casa, ubicada en el rumbo de City Center, en horas de la madrugada le dio hambre y decidió ir “por un taquito”, según se indicó.

Tomó el Anillo Periférico para dirigirse por alimentos, en sentido opuesto a donde se encuentra infinidad de establecimientos dedicados a la venta de comestibles.

Siempre cuidadoso de su imagen al aparecer en público, en esta ocasión el político salió a la calle en bermudas, playera y chancletas.

La versión oficial de su equipo de precampaña es que “salió a comprar comida”, cuando ya eran alrededor de las 2:30 de la madrugada.

Renán declinó revelar a PRESIDIO en dónde se encontraba y con quién momentos antes de su detención. En un video que circula en internet aseguraba que “iba a buscar a sus hijos”.

Tras ofrecer esta segunda versión de los motivos de su salida al conducir en estado de ebriedad, el panista se reservó el derecho a responder si alguien lo citó en esos momentos en determinado lugar que lo haría pasar por Periférico, rumbo al poniente.

En círculos cercanos al precandidato se habló ayer de “traiciones” por personas allegadas al Partido Acción Nacional y que también fue objeto de un fuerte espionaje, al igual que los demás políticos en campaña.

Ese presunto espionaje permitió saber a los interesados sobre los movimientos del panista, a través de las cámaras de seguridad, las llamadas a su celular y el intercambio de mensajes.

“Lo que ganó Renán es saber ahora con quién cuenta y con quién no”, se indicó.

Las versiones que se manejaron en el transcurso del mismo domingo es que el panista fue “entregado” por personas que sabían de su actividad y alcoholemia. “Por supuesto que fue una acción coordinada entre cercanos y algunos funcionarios del Gobierno estatal. Lo más evidente fue el aviso oportuno, por no decir anticipado, a los medios”, señalaron dos fuentes extraoficiales.

Barrera Concha recibió un trato privilegiado en las instalaciones policiales, donde fue llevado a una sala confortable. Ahí permaneció unas horas antes de ser liberado. Una versión indicó que fueron 12, otra que menos.

Durante ese tiempo pudo hacer borradores del comunicado que su equipo difundió. El mismo Renán lo subió a su Facebook porque tenía su teléfono consigo. “No se le mantuvo incomunicado, tuvo siempre su celular con batería a la mano”.

Cuando fue detenido en el retén, el celular del ex alcalde se encontraba sin carga. Sin embargo, uno de los reporteros que llegó a cubrir su detención le facilitó un cargador portátil, el cual conservó durante su traslado.

El lunes a las 2 de la madrugada, cuando faltaba poco más de una hora para que se cumplieran las 24 horas de arresto de Renán, PRESIDIO preguntó por él en el acceso al edificio de la SSP.

Los guardias de la vigilancia indicaron que no había algún detenido con el nombre de Renán Barrera Concha. Lo mismo dijo el personal que se encontraba a esas horas en el área jurídica. “No me aparece en ninguna de mis listas”, señalaron.

La camioneta Honda Odyssey tampoco fue ingresada al corralón de Mérida y no se encontró algún registro de multas o infracciones por lo acontecido la madrugada del domingo.

La versión de que Renán no pisó las celdas fue corroborada por otros detenidos que fueron liberados, al mismo tiempo, este lunes a las 3:30 de la madrugada tras cumplir 24 horas de arresto.

“Las celdas estaban llenas, pero no lo vimos pasar, ni supimos de su presencia”, dijeron dos entrevistados.

“Nos hubiéramos enterado porque los policías que nos llevan agua nos decían de todo lo que pasaba y quiénes entraban”, relató a PRESIDIO Julio Alberto Cardós al momento de abordar un taxi para retirarse del complejo de seguridad de la SSP.

Durante todo el día de este lunes fueron publicadas entrevistas, columnas editoriales, estados de Facebook y mensajes en Twitter de adversarios políticos que pedían la renuncia de Renán como precandidato y la postulación de Cecilia Patrón, aunque no todos la citaron por su nombre.

Ante los rumores de que fue una estrategia armada para “bajarlo” de la precandidatura, Barrera Concha publicó esta tarde un video en sus redes sociales para, primero demostrar que gozaba de libertad plena y, segundo, reiterar que continuará con sus actividades proselitistas y cumplir su agenda hasta el final. (Fuente Presidio/Erik Manzanilla). 

 

Radio en vivo

Videos

facebook