Denuncian negligencia en Hospital Materno Infantil

Una mujer asegura haber perdido a su bebé por negligencia en el Hospital Materno Infantil ya que su embarazo concluyó el pasado jueves 28 de diciembre, pero una ginecóloga la mandó a su casa.

Trascendió que la mujer regresó al hospital al no aguantar los dolores de parto y fue cuando se detectó que el bebé había muerto, ahogado en su propio excremento. A pesar de que los médicos ya sabían que la bebé había muerto, mantuvieron a la madre durante 16 horas de parto a fin de que expulsara a la niña ya muerta. Según información obtenida por el medio digital Yucatán Ahora, el caso se desarrolló así:

“Anoche falleció mi sobrina en el vientre de mi hermana, ya que ella concluyó su embarazo el día 28 de diciembre. La ginecóloga la mandó a su casa porque según ella le faltaba una semana más. “Anoche empezó a sentirse mal, le dieron dolores de parto y sangrado. La bebé aún se movía cuando mi hermana entró a valoración y le dijeron que su bebé había muerto. En ese momento los doctores debieron movilizarse y aún así no hicieron nada por salvar a la bebé ni por más que estaba muerta en el vientre de su mamá, no hicieron por operarla, le provocaron dolor y se le informó al médico que la paciente no puede dar por parto natural, aún así no le tomaron importancia. “Tuvo 16 horas en labor de parto con la bebé muerta. Como los doctores vieron que no podía es que se dignaron los malditos a operarla, ya que hicieron que sufra demasiado y ahora resulta que la bebé se ahogó con su popó. “Es obvio, ya que el tiempo ya había vencido y ahora resulta que no le quieren entregar el cuerpo de la bebé para darle santa sepultura, ya que según no hay formatos". (Fuente Yucatán Ahora). 

Al Interior TV

Anuncios

Radio en vivo

facebook