×

Error

Cann't get any slider data to generate slide in module "mod_sp_smart_slider".

Carnicero y aficionado a la charrería; el homicida del fotógrafo

De acuerdo con información circulada por Presidio,  Alejandro López Geded presunto homicida del fotógrafo Luis González Contreras, se dedicó a la carnicería como un medio para subsistir y aprendió las técnicas para destazar animales.

El fotógrafo de eventos sociales fue ejecutado con un mazo mientras dormía. El brutal golpe le destrozó la cabeza y le dio muerte instantánea.

Ese mazo fue hallado por la Policía en la casa donde ocurrió el crimen, debajo de la cama de quien ayer fue imputado por la Fiscalía General del Estado por homicidio calificado.

Los hechos acontecieron el pasado 19 de diciembre en un predio del fraccionamiento Jardines del Norte de Mérida, precisó la Fiscalía en un boletín. El cuerpo desmembrado y quemado fue hallado diez días después por pepenadores en un basurero de Chelem puerto.

Ayer, durante la audiencia ante el Juez Primero de Control del Primer Distrito Judicial en el Centro de Justicia Oral de Mérida, se solicitó la medida cautelar de prisión preventiva para el detenido.

El juez de control la concedió y eso permitirá que el presunto asesino (confeso) permanezca en la cárcel hasta la audiencia de vinculación a proceso, la cual se realizará el próximo jueves 4 de enero de 2018.

Las investigaciones continúan para obtener más pruebas que permitan definir la situación legal del imputado, informó la Fiscalía. El presunto asesino fue investigado desde el día que se perdió contacto con Luis González y era el principal, por no decir único, sospechoso de la desaparición del fotógrafo con quien compartía casa.

Cuando el cadáver apareció en forma fortuita, tras varios días de investigación e interrogatorios a familiares, vecinos y amigos en común, se tenían elementos suficientes para proceder.

Entonces el presunto homicida fue detenido y trasladado a las instalaciones de la Fiscalía, en momentos en que aún se encontraban ahí los familiares del fallecido en los trámites legales.

En la carpeta de investigaciones consta que, tras matarlo –lejos de arrepentirse- el asesino arrastró el cuerpo de Luis al baño, donde lo destazó con un cuchillo de carnicero y le separó las extremidades del torso.

En el baño los familiares que ingresaron primero a la casa encontraron restos de cal y rastros de sangre y dieron aviso a la Policía. Pero fueron los agentes caninos los que hallaron el mazo debajo de la cama de López Geded, tras señalar la instalación sanitaria y dirigirse directamente hacia una de las habitaciones.

Los perros entrenados de la Policía Investigadora rastrearon toda la casa y señalaron diferentes evidencias que fueron integradas en la carpeta que continúa abierta en la FGE.

Entre las evidencias recogidas se encuentra el mazo con las huellas dactilares del homicida y el teléfono celular del occiso, donde se encontró un mensaje por una supuesta deuda. Se presume que el autor del crimen, aparentemente bien planeado, envió ese mensaje al teléfono para desviar las sospechas. Otras evidencias halladas en la casa de Jardines del Norte fueron sacos de cal y un juego de cuchillos, según se consigna en el expediente. El ex instructor de boxeo de “Exersite” contaba con el instrumental necesario para realizar el oficio de carnicero, pues tras cerrar el exclusivo gimnasio donde laboró hace algunos años se dedicó de lleno a la tablajería como medio para sostenerse.

Se sabe que cuenta con un socio en esta actividad económica, el cual es vecino de la comisaría meridana de Chichí Suárez y que presuntamente estaría involucrado en los hechos. Según las investigaciones en el círculo cercano Luis, el joven fotógrafo no tenía gustos o tendencias homosexuales. Incluso tuvo una novia a la cual entregó un anillo de compromiso tiempo atrás.

Los datos investigados de Alejandro Lopez Geded, de 27 años de edad, muestran que era aficionado a la charrería, aparentemente instructor de una agrupación local de escaramuzas. También figura como ex alumno de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Yucatán y todos sus orígenes familiares son yucatecos.

Trascendió que la familia de López Geded solicitó un amparo para evitar que el muchacho esté incomunicado tras su detención, la cual consideran que fue ilegal porque no existió flagrancia. (Fuente Presidio). 

Al Interior TV

Radio en vivo

facebook