Se busca "mano dura" en Mérida para acosadores

Endurecer la sanción a quien incurra en el acoso callejero, que incluye conductas que van de la agresión verbal con connotación sexual al contacto físico es parte de la propuesta del regidor Víctor Merari Sánchez Roca para las modificaciones del reglamento de Policía Municipal de Mérida.

La modificación contempla pasar del castigo actual, que es únicamente una sanción administrativa o amonestación verbal por parte de los jueces calificadores, a convertirlo en un arresto inconmutable de hasta 36 horas y con esto garantizar la seguridad y blindar el primer cuadro de la ciudad, jurisdicción actual de la policía municipal, indicó.

Asimismo comentó que esto tiene como finalidad combatir con castigos más severos las conductas incorrectas y ofensivas, y promover el respeto social sobre todo a las mujeres, que constituyen un alto porcentaje de las víctimas de estas actitudes que resultan más comunes de lo que se piensa.

Con la modificación del artículo 15 fracción I y 28 fracción IV se busca dotar a los elementos de la policía municipal y a los jueces calificadores de herramientas jurídicas para actuar con mayor rigor contra quien resulte responsable y con esto también garantizar la protección y seguridad de todos los que transitan en el Centro Histórico, pero con mayor cuidado a las mujeres.

El actual reglamento de policía se publicó en 2003 y a la fecha ha sufrido pocas modificaciones o adaptaciones, indica un comunicado.

Al Interior TV

Anuncios

Radio en vivo

facebook