Agresor de Ema Molina cambia de prisión domiciliaria a brazalete

César Rogelio Reyes Barrueta, uno de los implicados en el caso del feminicidio de Ema Gabriela Molina Canto, cambiará la prisión domiciliaria por un brazalete que deberá portar en todo momento, además, tendrá que acudir a firmar dos veces por semana al Centro Estatal de Medidas Cautelares, luego de un acuerdo entre las víctimas indirectas del crimen y la Fiscalía General del Estado (FGE).

Ligia Canto Lugo, madre de la víctima, reveló que como parte del acuerdo del testimonio que incrimina al exesposo de Ema Gabriela, Martín Medina Sonda, actualmente preso en un penal de Tabasco, se acordó modificar las medidas cautelares del testigo protegido.

Como se ha informado, César Rogelio adelantó su testimonio ante un juez de control, en el que narró cómo Medina Sonda le encargó dar un "susto" a Ema Gabriela, para lo cual contrató a un sujeto apodado "El Cachorro", quien a su vez delegó el trabajo a Jonathan Mézquita Ávalos y Óscar Miguel López Tobilla, ambos ya condenados a más de 40 años de cárcel.

El argumentó de la defensa de César Rogelio fue que "teme por la vida de su familia", pues han recibido amenazas luego que aceptó testificar en contra de su examigo a cambio de una sentencia menor y otros acuerdos que permite el Nuevo Sistema de Justicia Penal.

La madre de la víctima declaró que que se trató de una decisión "dolorosa", pero aceptó que es necesaria para llegar a la "cabeza del pulpo", que es Medina Sonda.

En estos momentos el proceso se encuentra en etapa de resolución de amparos, pues tanto Medina Sonda como "El Cachorro" han recurrido a la justicia federal para contener la acción de la justicia.

Al Interior TV

Anuncios

Radio en vivo

facebook