Que no hubo "jalón de orejas" de AMLO: Muñoz Ledo y Noroña se reconcilian

En la Cámara de Diputados, el presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz, y el diputado del Partido del Trabajo (PT), Gerardo Fernández Noroña, fumaron la pipa de la paz tras el episodio protagonizado en la Tribuna de San Lázaro el pasado martes 4 de septiembre, donde uno a otro se lanzaron fuertes acusaciones, llamándose “golpeador” e “insolente”, respectivamente.

En un pronunciamiento conjunto, hecho acompañados por el coordinador del PT en San Lázaro, Reginaldo Sandoval, y la secretaria de la Mesa Directiva y también integrante del PT, Ana Gabriela Guevara, los congresistas indicaron que lo más importante es la unidad de la coalición “Juntos Haremos Historia”.

Respecto al llamado que les hizo el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para dejar a un lado las estridencias y las “payasadas” en la Cámara, afirmaron que no fue ningún “jalón de oreja”, porque esa potestad solo la tenían sus respectivas abuelitas.

Incluso, Fernández Noroña aclaró con respeto hacia el presidente de la Directiva, que la única facultada para “regañarlo” era su abuelita y así seguirá siendo.

Lo anterior, al aseverar que en los debates en el Pleno de san Lázaro, se privilegiarán los argumentos y seguirán registrándose momentos ríspidos, pero con respeto y en unidad.

De hecho, el legislador petista manifestó que sus expresiones contra Muñoz Ledo fueron “duras”, pero no se retracta, pues sigue pensando que su asistencia al acto en que el Presidente en funciones, Enrique Peña, presentó su Sexto Informe en Palacio Nacional, viola el artículo 69 constitucional.

“Con todo cariño al diputado Porfirio Muñoz Ledo, desde que se murió mi abuelita nadie me regaña y me mantendré fiel a esa máxima”, recalcó, tras dejar en claro que su posición de “rebeldía” y sus convicciones de no estar de acuerdo con algunos puntos de vista y toma de decisiones, se mantendrán.

“Bueno yo estoy en el mismo caso que el diputado Fernández Noroña. A él solo su abuelita lo regañaba, y a mí solo mi abuelita me jalaba las orejas. Ya te dije todo, no”, atajó, al cuestionamiento de si López Obrador “regañó” a los integrantes de la bancada.

“Él no nos ha dado ninguna indicación. En cuanto a escándalos y todo eso, pues iba dirigida a toda la comisión, y también desde luego al partido mayoritario. Es más, yo creo que estaba pensando en el partido mayoritario, que se comportara, es decir que ya habíamos ganado, que ya fuéramos a otra cosa. Y su intención fue, y fue clarísimo, de que ya demos paso a la transformación del país”, abundó el presidente del Congreso.

Los legisladores afirmaron que el acuerdo establecido desde el propio martes 4 de septiembre, cuando se dio su polémico encontronazo, fue el de que no se coartará la libertad de expresión en el recinto, donde aplicará un régimen de libertad de expresión y por lo tanto, no serán necesarias las estridencias. (MVS NOTICIAS).

Al Interior TV

Anuncios

Radio en vivo

facebook