Partidos intentaron comprar 30 millones de votos

Desde el arranque del año, uno de cada tres adultos mexicanos -es decir, cerca de 30 millones-, recibió alguna oferta para vender su voto; la mitad de ellos rechazó los regalos o favores y 5.3 millones los aceptaron, según una encuesta que realizó el colectivo Acción Ciudadana Contra la Pobreza.

Si bien celebró que 15 millones de mexicanos rechazaron las ofertas, Alberto Serdán Rosales, coordinador del colectivo, advirtió que “la compra de votos sí puede ser determinante en una elección local”, y que en los comicios que culminarán el próximo domingo 1 de julio “es probable que la compra se dé en las elecciones para gobernadores”.

Y añadió: “La mayoría de la gente rechazó vender su voto, lo que muestra que es un desperdicio masivo de dinero, de recursos, de programas sociales. La ciudadanía se defiende de estos actos ilegales”.

En el marco de su campaña contra la compra del voto, el colectivo mandó hacer una encuesta exhaustiva a mil 253 mexicanos para determinar la magnitud del fenómeno. De acuerdo con los resultados, 6% de los entrevistados señaló que el intento de comprar su voto vino de la coalición Todos por México -encabezada por el PRI, PVEM y NA-, 5.5% denunció a Por México al Frente -del PAN, PRD y MC– y 0.7% exhibió a la coalición Juntos haremos historia -Morena, PT y PES-.

De acuerdo con los resultados, 21.5% de los entrevistados reportó acciones de compra de voto, pero no identificó a ningún partido, lo que se debe, según Serdán, a que dudaron en el momento de responder, o que no identifican al operador político de la colonia con un partido en específico.

Según la encuesta, 2.5% de la muestra -que equivaldría a 2.3 millones de mexicanos- dejó su credencial de elector a los compradores de voto.

Además, ocho de cada 10 entrevistados consideraron que no habría ningún problema en el caso de que un ciudadano aceptara un regalo de un partido a cambio de su voto pero que, en las urnas, no votara por este partido.

“Es un resultado muy esperanzador”, subrayó Sara Sanmartín, integrante del núcleo coordinador del colectivo, al comentar los resultados de la encuesta.

“La conciencia ciudadana ha avanzado desde los 90, a pesar de que hemos vuelto a prácticas de esta época”, sostuvo. Subrayó que “no por esto debemos echar las campanas al vuelo, porque sí hay personas que todavía caen en esto de la compra de voto”.

Aunado a ello, el colectivo recibió en su portal de Internet 412 reportes ciudadanos sobre acciones de compra de voto en el país, los cuales arrojan un precio promedio de 500 pesos por voto.

Beatriz Camacho, integrante de la organización Alianza Cívica, deploró que la mala fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) representa un “gran incentivo” para que los partidos “compren y coaccionen los votos”. El INE, abundó, “se limita en los recursos públicos otorgados a los partidos, no a los programas sociales”. (Proceso). 

Al Interior TV

 
 
 

Radio en vivo

Videos

facebook