Aplicación del INE dejó fuera a los pobres y "castigó" a independientes

La aplicación móvil o app lanzada por el Instituto Nacional Electoral (INE) para que los aspirantes a candidaturas independientes reúnan firmas no está diseñada para los pobres de este país, es confusa y hasta complica el proceso, refiere un artículo de la organización The Conversation publicado por la agencia AP.

En octubre pasado, 48 aspirantes independientes confirmaron sus aspiraciones para contender por Los Pinos, con la esperanza de sacar provecho de la ira generalizada en el establishment político, pero sólo tres tienen actualmente una oportunidad creíble de ingresar a la boleta electoral en julio, y los tres tienen vínculos previos con alguno de los tres principales partidos de México.

Faltando menos de un mes, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, Gobernador con licencia de Nuevo León, parece que llegará a la fecha límite (19 de febrero) con más de las firmas requeridas. En el camino también están la ex Primera Dama, Margarita Zavala Gómez de Campo, y el Senador Armando Ríos Piter.

Al final, quién entre en la boleta electoral tendrá más que ver con la popularidad que con la increíble aplicación de teléfonos inteligentes electorales de México.

La ley electoral requiere que los aspirantes sin respaldo del partido obtengan 866 mil 593 firmas válidas en al menos 17 de los 32 estados del país. Las firmas– que deben recopilarse utilizando la nueva aplicación móvil– deben representar al menos el 2 por ciento de los votantes registrados en cada uno de esos estados.

Y dado que, como observó un funcionario electoral antes del lanzamiento del producto, México tiene más teléfonos inteligentes que máquinas para fotocopias, las firmas digitales parecen una innovación inteligente y que ahorra tiempo en comparación con las solicitudes impresas. También tiene como objetivo mejorar la detección de fraude.

Sin embargo, desde su lanzamiento en octubre, la aplicación ha sido la principal queja de los aspirantes independientes.

Sólo descargar la aplicación ya resulta difícil. Primero, los votantes deben ponerse en contacto con el candidato independiente que desean apoyar. Luego, el equipo de ese aspirante envía los datos de la persona al INE, que a su vez envía un conjunto de códigos de identificación al votante.

Los votantes pueden ingresar esos códigos para descargar la aplicación, suponiendo, por supuesto, que tengan un teléfono inteligente moderno con un sistema operativo actualizado y suficiente memoria disponible para almacenar temporalmente la información personal que se enviará al Instituto electoral.

Mucha gente no llega tan lejos. A pesar de los manuales y tutoriales oficiales que ha publicado el INE, sólo un 30 por ciento de los votantes registrados para apoyar a un candidato independiente logra enviar firmas, de acuerdo con los reportes oficiales.

Algunos candidatos independientes ven cada vez más difícil reunir el número de firmas para la fecha señalada, y culpan a la aplicación del INE por su decepcionante muestra de apoyo popular.

La vocera del Consejo Nacional Indígena, María de Jesús Patricio Martínez, “Marichuy”, quien actualmente ocupa el cuarto lugar entre los independientes con 161 mil firmas, señaló que la herramienta digital es elitista. La aplicación “no está diseñada para los pobres de este país, sino para los ricos. Muchos en nuestras comunidades ni siquiera saben” sobre la tecnología de los teléfonos inteligentes, afirmó.

Para configurar una cuenta en la aplicación, los seguidores deben tener una cuenta de Facebook o Gmail. Puede que haya más de 60 millones de usuarios de Facebook en México, pero el sector más marginado, no.

Además, aunque la aplicación está programada para capturar el anverso y el reverso de la identificación oficial, extrayendo automáticamente la foto y la información personal, un teléfono con una cámara inadecuada o poca luz puede afectar todo el proceso, entonces, los votantes deben ingresar manualmente su información.

Y dado que la cobertura y la velocidad de Internet varían drásticamente en todo el país, muchas personas en las zonas rurales de México– que tienen teléfonos celulares más simples y con menos capacidad de almacenamiento– suelen tener una experiencia de firma mucho más lenta y complicada.

Después de que los independientes comenzaron a quejarse del método de firmas digitales, el Instituto lanzó en noviembre una aplicación “mejorada”, que ofrece una detección de imagen más clara, mayor seguridad y más velocidades de carga.

El INE también permitió firmas en papel en 283 “municipios de alta privación” con acceso limitado a Internet y otorgó una extensión de una semana a todos los candidatos que se postulaban para un cargo federal.

El 13 de enero, se lanzó otra versión de la aplicación, esta diseñada para ser compatible con una amplia gama de dispositivos.

Aunque las actualizaciones pueden mejorar la recopilación de firmas, hacen más trabajo para campañas independientes. Cada vez que sale una nueva versión, borra todos los registros existentes, por lo que los voluntarios de la campaña deben apresurarse a enviar al INE todos sus lotes de firmas anteriores antes de la fecha de lanzamiento.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el artículo original aquí: http://theconversation.com/want-to-be-president-of-mexico-theres-an-app-for-that-90297 .

Al Interior TV

Anuncios

Radio en vivo

facebook