Debate en Mérida podría romper récord de audiencia

Con el tercer y último debate presidencial de 2018 a realizarse, el Instituto Nacional Electoral (INE) habrá cumplido sus objetivos de ubicar la contienda electoral en el centro de la discusión pública y de hacer que los abanderados en disputa contrasten propuestas y revelen sus talantes, en un ambiente fuera de su control.

Por eso se espera que el tercer debate presidencial rompa récord de audiencia con relación a los dos primeros, hasta hoy los más vistos en la historia del país, con 11.4 millones y 12.6 millones de televidentes, respectivamente, además de quienes lo siguieron en internet y redes sociales, 7.1 y 5.9 millones, respectivamente.

Pero 48 horas después del debate, por la mañana del próximo jueves 14, iniciará el Mundial de futbol Rusia 2018, por lo que el INE busca mantener el interés ciudadano en la contienda política y que la justa deportiva no opaque la discusión, de cara a la elección del 1 de julio, en 18 días.

Por eso el Mundial motivó dos decisiones relativas a este tercer debate: realizarlo antes de los juegos y privilegiar el uso de redes sociales para desatar el interés de toda la población, especialmente la usuaria de redes sociales, caracterizada por tener 35 años o menos.

De acuerdo con la Lista Nominal de Electores (LNE), es decir, los potenciales votantes, los menores de 34 años de edad representan 40%, es decir, 35.3 millones de mexicanos.

La consejera del INE Dania Ravel Cuevas lo sintetiza así: “En el primer debate pensamos mayor interacción entre los candidatos, en el segundo tuvimos al público participativo y en este tercero la participación vía redes sociales.“Con esto estamos pensando en un mayor involucramiento de los jóvenes, por eso el debate fue en esta fecha, para que no se vea opacado por el tema del Mundial. Las dos cosas pueden coexistir perfectamente, lo cierto es que quien tenga interés en el Mundial no por eso está descartado que también lo tenga en el futuro político del país.”

Así, la modalidad específica de este último encuentro entre presidenciables se basó en la recepción de preguntas ciudadanas a través de redes sociales. En cinco días que duró la convocatoria del INE se captaron 11 mil 388 cuestionamientos y la mayoría sobre economía y educación.

De entre todas ellas los moderadores Gabriela Warkentin, Carlos Puig y Leonardo Curzio escogerán las 15 preguntas para los candidatos en el debate programado para las 21 horas de este martes y con duración de una hora con 53 minutos (113 minutos).

La temática de esta confrontación es economía y desarrollo como asuntos centrales, y seis subtemas para igual número de segmentos: crecimiento económico, pobreza y desigualdad educación, ciencia y tecnología; salud, desarrollo sustentable y cambio climático. Los detalles. Tres son las novedades más destacadas del encuentro de hoy a diferencia de los anteriores. Estas son: las preguntas se recibieron sólo a través de redes sociales; quedaron eliminadas las preguntas generales y todas serán personalizadas. Además, los candidatos estarán sentados en una mesa semicircular, frente a frente con los periodistas y sin poder levantarse.

El primero en abrir el debate será el candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya (PAN, PRD y Movimiento Ciudadano), a quien mediante sorteo realizado por el INE tocó también el cierre del encuentro, en donde podrá emitir un mensaje final de un minuto. El orden de cierre será: Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES); le seguirá el independiente Jaime Heliodoro Rodríguez, “El Bronco“, seguido por José Antonio Meade de la coalición Todos por México (PRI, PVEM, Panal) y al final Anaya.

El formato del debate será de tres bloques, cada uno de dos segmentos. Cada segmento inicial comenzará con una pregunta dirigida a cada candidato —personalizadas— y en el segundo segmento habrá un “pimponeo” entre los abanderados.

Para escoger las preguntas colaboraron con el INE el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores del Occidente (ITESO) y la Universidad Veracruzana, además de las empresas Google y Facebook, quienes realizaron un análisis especializado de “escucha de redes sociales” para, con base en las conversaciones en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube, establecer los asuntos de mayor preocupación de la ciudadanía, que serán los que los candidatos deberán responder. (El Universal). 

Al Interior TV

Anuncios

Radio en vivo

facebook