EU emite recomendación por la explosión en ferry

El Departamento de Estado de Estados Unidos emitió una “alerta de seguridad” en la que prohíbe a los empleados del gobierno de este país usar los ferries de la ruta Cozumel-Playa del Carmen y deslizó que el estallido del 21 de febrero en una de las embarcaciones de la empresa “Barcos Caribe” fue por un “artefacto explosivo”.

“Los empleados del gobierno de los Estados Unidos tienen prohibido utilizar todos los transbordadores turísticos en esta ruta hasta nuevo aviso”, dio a conocer la embajada y consulados de ese país en México, a través de su página de internet.

Y precisó:

“El 21 de febrero, un artefacto explosivo detonó en un transbordador turístico en Playa del Carmen resultando con lesiones, incluyendo ciudadanos estadunidenses”.

También confirmó que ayer que “artefactos explosivos sin detonar fueron encontrados por autoridades mexicanas en un transbordador turístico que opera entre Cozumel y Playa del Carmen, México”.

Al mismo tiempo, el gobierno de Estados Unidos emitió una serie de recomendaciones a sus connacionales que están en Playa del Carmen y Cozumel.

Les pide que estén alerta de sus alrededores y tomen precauciones; también que adquieran un seguro de viajes que tenga cobertura específica en México y que incluya cobertura de evacuación médica; asimismo, les dice que contacten a la embajada o consulado de los Estados Unidos más cercano si requiere asistencia.

Por otra parte, afirmó que “las autoridades de México y de los Estados Unidos continúan investigando”.

Mientras tanto, el gobierno del estado de Quintana Roo indicó que otra de las embarcaciones de “Barcos Caribe”, que aparentemente tenía atados en el caso dos artefactos explosivos, “solo se usaba para transportar refacciones” y “se encontraba ubicada a 500 metros de la costa”.

“La embarcación señalada de Barcos Caribe no representó, ni representa, ningún peligro para los pasajeros cotidianos de Cozumel ni para los turistas que visitan nuestros destinos turísticos”, apuntó el gobierno estatal, a través de un comunicado.

Y aseguró:

“La embarcación de Barcos Caribe, señalada como portadora de un supuesto artefacto explosivo, solo se usaba para transportar refacciones, se encontraba ubicada a 500 metros de la costa de Cozumel y tiene 10 meses sin operar, pues no cuenta con la concesión de navegación respectiva”.

La Fiscalía General del Estado (FGE), indicó, “tiene abierta una investigación sobre este suceso y el ocurrido el 21 de febrero pasado, ambos de Barcos Caribe”.

El miércoles 21 de febrero, el ferry Caribe I de esta empresa, cuya propiedad se atribuye a Roberto Borge Martin, padre del exgobernador Roberto Borge Angulo, tuvo una explosión en el costado derecho cuando realizaba labores de atraque en el muelle de Playa del Carmen.

Horas después del incidente, la directora general de la Administración Integral de Quintana Roo (Apiqroo), Alicia Ricalde Magaña, dio a conocer que el informe preliminar indicó que fue una “falla mecánica” la que provocó el estallido.

El pasado martes, medios locales dieron a conocer el despliegue de una manta en Cozumel, en la que dos sujetos que se identificaron como “el Pumba y el Tata” se reivindican la explosión y amenazaron a la alcaldesa isleña, Perla Tun Pech.

“El atentado de los barcos fuimos nosotros y aremos lo mismo en tu casa”, fue la advertencia en la manta, la cual fue asegurada por elementos de La Dirección de Seguridad Pública Municipal de la isla.

La FGE optó por no informar sobre esta manta. (Proceso). 

Al Interior TV

Anuncios

Radio en vivo

facebook