Argentina subastará bienes de “El Señor de los Cielos”

Los bienes del capo mexicano Amado Carrillo Fuentes, conocido como “El Señor de los Cielos”, serán subastados en Argentina, reveló este día el diario Clarín.

De acuerdo con este medio, las propiedades de quien fuera en su momento cabecilla del Cártel de Juárez superan los 300 millones de pesos argentinos (unos 277 millones de pesos mexicanos).

Los inmuebles de Carrillo Fuentes que serán subastados, dio a conocer el Clarín, son la casa de campo “El Arbolito”, y un departamento de 180 metros cuadrados en Recoleta, con una supuesta decoración que ronda los 75 mil dólares.

En México, las autoridades nunca han informado de qué tamaño es la fortuna que se le incautó a Amado Carrillo Fuentes. Tampoco se sabe de algún monto significativo que se le decomisara a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

De acuerdo con las cifras del gobierno mismo, la incautación de dinero a los capos y a los carteles en México es básicamente un fracaso.

Según el diario argentino, tras las investigaciones de las autoridades mexicanas, se determinó que “El Señor de los Cielos” y sus sucesores habrían invertido dinero en distintas provincias argentinas (Capital Federal, Bahía Blanca y la Costa Atlántica)

Se presume que entre 1996 y 1997, Amado Carrillo Fuentes se instaló en Argentina, aunque sería en el mismo 1997 cuando perdiera la vida en la Ciudad de México.

A través de Mercado Abierto, el Cártel de Juárez habría enviado dinero a Aldo Ducler, dueño de esta financiera, para cerrar un trato en los Estados Unidos, mismo que sobreseído por la justicia Argentina, según este medio.

El decomiso de los bienes comprados por el cártel fueron decomisado el 29 de agosto de 2016  y quedaron en manos de una comisión argentina integrada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación y la Sedronar.

El Clarín informó que dentro de la propiedades se encuentra un campo de 7 mil hectáreas ubicado en San Juan, que no fue incluido en la cotización del Tribunal de Tasación de la Nación, debido a que la Administración de Parques Nacionales considera que sería adecuado para convertirse en una reserva natural.

En México, la autoridad federal incauta propiedades relacionadas con el narco para después subastarlas o mantenerlas bajo resguardo. Esto sucedió con una mansión de 2 mil 297 metros cuadrados de Francisco Javier Arellano Félix, del Cártel de Tijuana, a quién en 1993 se le decomisó una propiedad estilo español con arcos y balcones en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco.

La propiedad permaneció dos décadas bajo resguardo de la Fiscalía Federal, pero a través de un juicio, la madre del clan Alicia Félix, recuperó la propiedad en 2015 para venderla meses después en 12 millones de dólares, según comprobó el semanario Zeta.

En 2016 publicó un análisis de las actas de registro de la propiedad y detectó que sólo en Jalisco, los Arellano gastaron entre finales de los setenta y la primera mitad de los noventa más de  mil 100 millones de pesos en la compra de 23 propiedades que juntas miden dos veces el tamaño de la cancha de futbol del Estadio Azteca (7 mil 140 metros cuadrados). Siete de estas propiedades ya no pertenecen a la familia y el resto fueron incautadas.

“Ha habido una evolución desde aquellas casas de los años 80 que eran unas mansiones con unos terrenos grandísimos en las cuales se podía identificar a narcos pesados. Hoy te puedo decir que son más discretos”, señala por su parte a Infobae Juan Carlos Ayala, investigador de la Universidad Autónoma de Sinaloa y uno de los grandes conocedores de los cárteles en ese estado.

Los últimos rastros de estas grandes mansiones están en Michoacán, con el extinto Cártel de los Caballeros Templarios. A principios de 2014, los autodefensas incautaron simbólicamente las mansiones de sus líderes Enrique “Kike” Plancarte, en el municipio de Múgica. (Sin Embargo). 

Al Interior TV

 
 
 

Radio en vivo

Videos

facebook