Lamenta Cuba suspensión de visados en EE.UU.

Cuba dijo a altos funcionarios estadunidenses durante conversaciones sobre migración en La Habana que la decisión de Washington de suspender el procesamiento de visas en su embajada en la isla está "entorpeciendo seriamente" las relaciones familiares.

Los vínculos entre los antiguos rivales de la Guerra Fría se tensaron después de que Donald Trump se convirtió en presidente de Estados Unidos, ya que el mandatario republicano revirtió en parte el proceso de acercamiento iniciado por el Gobierno de su predecesor, Barack Obama.

En septiembre, tras acusaciones de incidentes que afectaban la salud de sus diplomáticos en La Habana, el Gobierno estadunidense redujo su embajada a un personal mínimo, lo que como resultado derivó en la suspensión de casi todo el procesamiento de visas.

La parte cubana expresó su más profunda preocupación por las consecuencias negativas que tienen en las relaciones migratorias entre ambos países las decisiones unilaterales, infundadas y políticamente motivadas, que fueron adoptadas por el Gobierno de los Estados Unidos en septiembre y octubre de 2017", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba a través de un comunicado.

El comunicado fue emitido el lunes después de una reunión entre delegaciones encabezadas por la jefa de asuntos estadunidenses del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal, y el subsecretario adjunto de Estado estadunidense para Asuntos del Hemisferio Occidental, John Creamer, para discutir temas migratorios.

Muchos cubanos afirmaron que están desconsolados porque no pueden visitar o ver a sus seres queridos.

Cuba tiene una población de 11.2 millones de habitantes y hay un estimado de 2 millones de cubano-estadunidenses en Estados Unidos.

El Gobierno de Trump también emitió una advertencia sobre viajes a Cuba y en octubre expulsó a 15 diplomáticos cubanos de Washington.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba dijo que las decisiones habían "afectado seriamente el funcionamiento de la misión diplomática, particularmente el consulado y los servicios que ofrece a cubanos que viven en Estados Unidos".

Trump dijo en junio que cancelería el "acuerdo terrible y equivocado" con La Habana y volvió a adoptar un discurso similar al de la Guerra Fría, por lo que su Gobierno ha endurecido las restricciones comerciales y de viajes.

No obstante, en la práctica ha mantenido muchos de los cambios establecidos por Obama, incluyendo la restauración de los vínculos diplomáticos y la reanudación de vuelos comerciales directos entre Cuba y Estados Unidos, así como también los viajes de cruceros.

Radio en vivo

Videos

facebook