Tiempo final; mexicano aguarda la inyección letal

El tiempo se agota para el mexicano Rubén Ramírez Cárdenas, quien espera en el corredor de la muerte a ser ejecutado este miércoles. El Gobierno de México y la defensa del connacional esperan que la Corte Federal de Distrito con sede en Austin, Texas, resuelva sobre dos apelaciones que se hicieron para tratar de detener la ejecución de Cárdenas Ramírez.

El mexicano originario de Irapuato, Guanajuato, está preso en la penitenciaria de Huntsville, Texas, condenado a la pena capital por el asesinato y violación de su prima hermana de 16 años.

Los hechos ocurrieron en 1997 en Edinburg, Texas cuando Rubén Cárdenas Ramírez (identificado también como Ramírez Cárdenas) secuestró, abusó sexualmente y mató a Mayra Azucena Laguna.

Tras 20 años de estar preso y con una defensa legal tardía, el mexicano podría ser ejecutado con inyección letal a las 18:00 horas de este miércoles.

Las autoridades mexicanas y la defensa legal, sin embargo, esperan que la Corte Federal de Distrito se pronuncie sobre dos apelaciones: la revisión del caso ello con el alegato de que a Ramírez Cárdenas se le violaron sus derechos consulares, toda vez que al momento de su detención no se notificó a las autoridades mexicanas, además de que recibió apoyo legal 11 días después de su encarcelamiento.

También se pidió una nueva prueba de ADN con la tecnología actual, para determinar la culpabilidad.

Estos dos recursos fueron desechados por una Corte Estatal, por lo que las autoridades recurrieron al ámbito federal.

Aún queda, incluso, el recurso de solicitar a la Corte Suprema de Justicia, su intervención, ello en caso de que la Corte Federal de Apelaciones deseche los recursos solicitados.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, también puede determinar que la ejecución se retrase por 30 días.

La familia de Ramírez Cárdenas le ha acompañado en los últimos días.

Autoridades mexicanas y la defensa legal del guanajuatense permanecen reunidas a la espera de los fallos judiciales.

Se prevé que organizaciones civiles se reúnan a las afueras de la penitenciaría de Huntsville para manifestarse en contra de la pena de muerte.

De concretarse la ejecución, Ramírez Cárdenas sería el mexicano número 11 en ser ejecutado en Estados Unidos.

Rubén Ramírez Cárdenas forma parte de la lista de 51 mexicanos condenados a pena de muerte en Estados Unidos por los que México demandó a la Unión Americana ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya. México alegó violación de la Convención de Viena sobre derechos consulares.

Se demostró que esos 51 mexicanos, al momento de ser detenidos no se notificó a las autoridades mexicanas como debió haber sido. La Corte Internacional dio la razón a México y pidió se revisara caso por caso. Sin embargo, estados como Texas se han negado a la revisión bajo el argumento de soberanía estatal. (El Informador).

Radio en vivo

Videos

facebook