Histórico: mandatarios coreanos juntos para dialogar

Las dos Coreas acordaron este viernes deshacerse de las armas nucleares en la península aunque no presentaron medidas específicas para lograrlo.

Un comunicado conjunto emitido tras la cumbre entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, dijo que los dos países confirmaron su objetivo de lograr "una península coreana libre de armas nucleares mediante una completa desnuclearización".

"Cooperaremos activamente para establecer un sistema de paz permanente y estable", dijeron.

"Las dos partes acuerdan cumplir con sus roles y responsabilidades, ya que ambos países reconocen que las medidas adoptadas por Corea del Norte de cara a la desnuclearización de la península tienen una importancia significativa y son una medida capital", reza el documento.

Corea del Norte mostraría así su disposición a negociar con su arsenal nuclear. En el pasado ya empleó el término "desnuclearización" para decir que se desarmaría solo cuando los Estados Unidos retirasen los 28.500 soldados que tiene desplegados en Corea del Sur.

El comunicado no indicó qué otras medidas concretas tomará Pyongyang para el desarme.

En la sesión matutina de la reunión, que duró 100 minutos, "hablaron sobre la desnuclearización y el establecimiento de la paz en la península y sobre mejora de las relaciones" entre los dos países, que técnicamente siguen en guerra, según dijo el portavoz presidencial surcoreano, Yoon Young-chan.

Toda la atención estaba puesta en esta declaración conjunta y en si incluiría algún tipo de compromiso o alusión al desmantelamiento del programa nuclear norcoreano, después de que el régimen haya mostrado su voluntad de hablar sobre el posible abandono de sus armas atómicas.

El único precedente en este sentido data de 1992, cuando los dos países firmaron una declaración comprometiéndose a mantener una península libre de armas nucleares, acuerdo que no se implementó por desavenencias sobre cómo verificar su cumplimiento y malogrado por el posterior desarrollo del programa de armas de Pyongyang.

Por otra parte, Yoon anunció que la primera dama norcoreana, Ri Sol-ju, asistirá al banquete que se celebrará en Peace House, sede principal de la cumbre, y que por tanto también lo hará su homóloga surcoreana, Kim Jung-sook.

La histórica cumbre de este viernes supuso el primer encuentro entre ambos líderes y la primera ocasión en que un mandatario norcoreano pisó territorio del Sur, ya que la reunión se celebró en la franja sur de la zona de seguridad conjunta (JSA), el único punto fronterizo en el que soldados de los dos países se ven las caras. (Con información de agencias)

Al Interior TV

 
 
 

Radio en vivo

Videos

facebook