"Esculpirán" a Trump para comprobar el cambio climático

Ecologistas de una ONG finlandesa pretenden encargar una escultura de hielo de más de 35 metros de la cara de Donald Trump en la región ártica para demostrar "que el cambio climático está sucediendo".

Se trata del Proyecto Trumpmore, cuyo objetivo es tallar el rostro del actual presidente Trump en hielo para ver cómo se derrite y demostrar así que el cambio climático existe.

Según indica la asociación Melting Ice, el calentamiento global es uno de los temas más importantes de la actualidad y, aun así, todavía hay personas que cuestionan si se trata de un problema real. "Queremos construir el monumento para todos nosotros, para que podamos ver cuánto tiempo dura la escultura antes de fundirse", señala el presidente de la ONG, Nicolás Prieto, pues lamenta que "las personas solo creen algo cuando lo ven con sus propios ojos".

Este "proyecto de arte científico", tal y como lo califican los activistas, comenzó cuando tres jóvenes que trabajaban en el campo de la creatividad quisieron actuar para mostrar realmente que el cambio climático existe y está sucediendo.

Nuestro punto de partida fue crear algo concreto, algo que las personas puedan ver y algo que haga que el cambio climático sea visual. En general, creemos que una actitud de bricolaje atrae a la gente", resume Prieto.

El objetivo del Proyecto Trumpmore es generar conversación sobre el cambio climático y el calentamiento global, de modo que los políticos, como Donald Trump, sean capaces de tomar decisiones concretas basadas en hechos.

Para llevar a cabo el proyecto, los activistas buscan financiación a través de varias plataformas de crowfunding, que están disponibles en la web del proyecto: 'http://www.projecttrumpmore.com'.

El objetivo es que el monumento coincida en tamaño con el de los presidentes estadounidenses esculpidos en el Monte Rushmore.

La ejecución del proyecto, que cuenta con un presupuesto de 400 mil euros, será llevada a cabo por un equipo líder mundial de escultores de hielo de Finlandia y Mongolia y su construcción se estima que durará cuatro semanas. Todo el proceso será documentado y transmitido en vivo.

Este proyecto es un gran desafío y no podemos hacer esto sin ayuda. Ahora estamos pidiendo a todos que se unan a este movimiento. Se puede hacer hablando, gustando, compartiendo, financiando, etc. Toda la ayuda posible es más que bienvenida", señalan desde la organización. (Excélsior). 

Al Interior TV

 
 
 

Radio en vivo

Videos

facebook