En China colocan semáforos que mojan a transeúntes

Para evitar accidentes, en China tomaron la decisión de instalar semáforos que rocían con agua a los distraídos y ansiosos que cruzan en rojo y ponen en riesgo su vida.

Estos complementos de semáforos comenzaron a funcionar desde la semana pasada en una zona de la provincia central de Hubei. En pocas palabras se encargan de disparar agua a quienes se atreven a cruzar las calles a destiempo.  

La decisión fue tomada por las autoridades, ya que la mayoría de muertos por accidentes de tráfico son peatones. De esta manera, la iniciativa del gobierno local busca sancionar con agua y no con una multa a los infractores, que quedan a salvo de cualquier tipo de fatalidad en la calle.

La medida en cuestión consta de unos pivotes equipados con sensores que rocían a los peatones con agua si intentan cruzar la calle cuando el semáforo está rojo. Sin embargo, el agua no es fría, sino que es tibia y está limpia para la tranquilidad de los ciudadanos. Además de terminar mojados, suena una voz a través de un parlante que dice: “Por favor, no crucen la calle, cruzar es peligroso".

El gobierno de Daye destinó 1,3 millones de yuanes (unos 207.000 dólares) en el desarrollo del sistema y planea instalar los bolardos en las principales intersecciones de la ciudad.

Este sistema también está equipado con tecnología de reconocimiento facial para que los ciudadanos que cruzan de manera incorrecta puedan ser identificados y públicamente humillados, ya que las imágenes tomadas se muestran en pantallas gigantes en zonas públicas.

En China, en cada esquina hay instaladas cámaras de seguridad, por lo que el reconocimiento facial es una tecnología cada vez más utilizada para buscar a delincuentes o detectar a infractores de normas viales.

En unos pocos segundos, la cara del viajero es escaneada y contrastada con una base de datos que contiene la imagen de los 1.300 millones de ciudadanos que tiene el país para ver si tiene alguna multa o, en el peor de los casos, antecedes penales.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), China es el país del mundo donde más muertes en accidentes de tráfico suceden: uno de cada cinco fallecimientos tiene lugar en el gigante asiático, según datos de 2016.

Además, de los fallecidos en China el 60% son peatones, ciclistas o motociclistas, por lo que las autoridades todavía tienen una ardua labor por cumplir en seguridad vial. (Agencias). 

Al Interior TV

 
 
 

Radio en vivo

Videos

facebook