Más críticas a los formatos de campaña de Caballero

El candidato del PRI a la alcaldía de Mérida, vuelve a robar la atención siendo recurrente que en sus apariciones los afectados de CRECICUENTAS busquen interrumpir sus actos. En esta ocasión causó malestar,y los comentarios no se hicieron esperar en redes sociales; al figurar en su presidium una deportista con discapacidad que tuvo dificultad para sostenerse para las fotos oficiales, tras exhibir su plan “Mérida Mejor”, en el nuevo Centro Internacional de Congresos.

En el acto, que empezó con media hora de retraso, entregó en forma simbólica su plan de trabajo e hizo pasar al frente a la medallista paralímpica Ingrid Buenfil Lizama, con discapacidad motriz, subió al escenario y tuvo que ser ayudada por Mauricio Sahuí y otra persona para permanecer de pie mientras se realizaba el simbólico acto.

No faltaron los murmullos entre los presentes por la acción con falta de tacto y sensibilidad del candidato del PRI que aspira a gobernar Mérida.Fue la propia joven, por sí sola, quien salió en su defensa y aseguró que no fue utilizada, sino para ella significó un honor haber acompañado al ex funcionario estatal y ex apoderado legal de CreciCuentas. (Con información de Erick Manzanilla). 

Al Interior TV

Anuncios

Radio en vivo

facebook