El origen del mercado Lucas de Gálvez

El mercado  “Lucas de Gálvez”, cumple 130 años en 2017. Su apertura fue el 16 de septiembre de 1887 y en sus inicios lo conformaban sólo algunos puestos con cubierta de lona. Se le puso el nombre de Lucas de Gálvez en referencia al gobernador, intendente y capitán general de Yucatán de 1789 a 1792, quien fue asesinado el 22 de junio de 1792, a los 53 años de edad, en esta ciudad.

Años más tarde este mercado fue demolido para construir uno más amplio de mampostería y techo de lámina, inaugurado en 1909. Este también se demolió en 1948 para ceder su sitio al actual recinto cubierto. Por la importancia del acontecimiento, es nuestro deber compartirles datos compilados sobre la historia de este centro de abasto. Es correcta la fecha de inauguración; el nombre completo del gobernador, intendente y capitán general de Yucatán fue don Lucas de Gálvez y Montes de Oca.

La primera construcción era de paredes de madera, piso de ladrillo, techo de lámina de zinc y una acera perimetral pavimentada. Este edificio se encontraba rodeado en sus cuatro costados de corredores con arcos, para no estar expuesto directamente a la contingencia de la lluvia.

Una descripción de la época refiere que la fachada queda ubicada hacia el Poniente, mostrando un total de 11 arcos hacia esa vista, e igual número hacia el Oriente. Los costados que miraban hacia el Norte y el Sur tenían cuatro accesos en sus partes medias, localizados en cada uno de los lados. En su interior se distribuyeron las mesas para el abasto de carne de res y cerdo, en tanto que hacia el exterior se dio lugar a otros comerciantes.

Es posible que algún tiempo después, para mejorar el aseo de este sitio se haya construido un pozo e instalado un molino de viento, con lo que se obtuvo el agua suficiente para esa importante labor. Con el correr de los años y la multiplicación de las actividades comerciales, producto de cierto repunte económico estatal, este inmueble de madera quedó saturado y ya para principios del Siglo XIX el comercio en vía pública comenzaba a construir un problema que necesariamente se debía afrontar.

Hacia 1908, se procedió al desalojo de aquel galerón construido en 1887 y quienes se dedicaban al comercio de carnes fueron trasladados de manera provisional al mercado “La Placita” (lugar que ocupa actualmente el Bazar “García Rejón”), en la esquina de las calles 65 y 60.

Antes de que se iniciara la construcción de un nuevo mercado, en 1906 el Ayuntamiento dispuso que se ocupe de manera temporal la vía pública en la calle 65 entre 56 y 60. Se realizó previamente un censo para saber de qué personas se trataba y si éstas no se les había asignado con anterioridad un lugar en “La Placita”. Y para evitar que ocurrieran accidentes, se implantaron normas más estrictas para el tránsito de vehículos sobre la calle 65.

El segundo edificio construido para el “Lucas de Gálvez” ocupó precisamente el mismo lugar que su antecesor, habiendo costeado íntegramente la obra el gobierno del Estado, estableciéndose desde entonces, por decreto de la Legislatura, una primera hipoteca de este inmueble a favor de los Fondos de la Beneficencia Pública, que el Ayuntamiento debía empezar a amortizar a partir de 1909, mismo año de su inauguración, ocurrida en mayo.

La hipoteca fue cancelada hacia 1917, luego de una serie de diligencias del Ayuntamiento ante el gobierno del Estado. Eran entonces titulares de los gobiernos Municipal y Estatal los señores licenciado José Dolores Sobrino Trejo y general Salvador Alvarado Rubio, respectivamente.

Este segundo edificio fue demolido para construir en su lugar otro de dos plantas y con mayores dimensiones durante la administración municipal del licenciado Vicente Erosa Cámara (1946-1949). Por cierto, sobre este punto en particular se dio una situación curiosa, pues este mercado fue inaugurado dos veces, uno cuando era alcalde el Lic. Erosa y otra cuando se había hecho cargo del Ayuntamiento el señor Pedro Castro Aguilar, en 1950. (Investigación del historiador Manuel Zavala Gómez).

facebook

 

e-mail

AYUNTAMIENTO

<