Barrio de Santiago: cuna de las "marquesitas"

Se dice que en el Barrio de Santiago en Mérida nació la “marquesita”, barquillo enrollado en forma de taco, y relleno de queso holandés, cuyo sabor puede ser más pintoresco si se le agrega chocolate o mermelada. Un postre que por excelencia, se encuentra en la dieta de los yucatecos.

 

Todo comenzó en 1910 cuando Don Leopoldo Mena Bonilla, proveniente de Izamal y conocido como “Don Polito”, llegó a Mérida para ampliar su negocio de helados. Aunque en un principio las ventas no fueron las estimadas, su insistencia logró junto con su hijo Vicente Mena Muñoz, consolidaran la heladería con el nombre de “Polito”, y se estableciera en la ciudad como una de las más populares.

 

Con los años y gracias a la audacia de Vicente Mena Heredia, nieto de Don Leopoldo; el negocio pasó de utilizar carritos de helados, a instalarse como un local situado en el Parque de Santiago; pero las ventas disminuían en temporada de frío, así que idearon un producto que se consumiera en todo el año.

 

Los barquillos fueron el primer rostro de la nueva creación, y se obsequiaban en la compra de un helado, para atraer a más clientes. Tras el éxito obtenido, se les agregó mermelada, crema y chocolate, hasta convertirlos en lo que ahora conocemos como crepas. Más tarde la llegada del queso holandés, nombrado aquí como “queso de bola”, hizo que los barquillos adquieran un sabor más fuerte y suculento. Nació así, un distintivo único de Yucatán, la Marquesita, nombre puesto para atraer a consumidores potenciales, y que actualmente perdura en el paladar de los yucatecos.

 

En su sabor pueden distinguirse delicadas notas de vainilla, que hacen de la Marquesita, una verdadera tradición que trasciende a todas partes, en cada parque, y hasta en las nuevas generaciones. Una tradición hecha en casa, forjada con amor, y que te invita a permanecer. La Marquesita, joya del Barrio de Santiago, que te invita a redescubrirlo. (Redescubre Yucatán/Patronato Cultur). 

facebook

 

e-mail

AYUNTAMIENTO

<