Presentan campaña para “salvar” al Mero en Yucatán

Para promover el consumo responsable y recuperación del mero en Yucatán, cuyo promedio de captura ha bajado casi un 50% en las últimas cinco décadas, autoridades estatales, organizaciones de la sociedad civil, restauranteros y empresarios lanzaron la campaña “Yo cuido al mero”.

En rueda de prensa encabezada por Rafael Combaluzier Medina, comisionado de Pesca y Acuacultura Sustentable en la entidad, se informó que se busca brindar información a los consumidores de productos pesqueros para convertirlos en comensales “responsables”, que colaboren en promover la sustentabilidad de la especie.

La iniciativa, promovida por el Centro de Desarrollo Pesca Sustentable (Cedepesca), organización multinacional sin fines de lucro fundada en 1997 con la intención de ayudar a las pesquerías de América Latina y el Caribe, pretende promover mensajes claves tanto en medios impresos como en redes sociales para concienciar sobre el riesgo que corre el mero a consecuencia de la pesca desmedida e ilegal.

Con frases como “Yo cuido al mero respetando la talla mínima de 36.3 cm o 600g de peso”, “Yo cuido al mero respetando la veda del 1 de febrero al 31 marzo cada año”, se trata de vincular al consumidor con la amenaza que actualmente corre la especie, de la cual Yucatán es el primer productor de los estados que colindan con el Golfo de México con un 80.4%, por delante de Quintana Roo (7.9%) y Tabasco (6.5%).

“Queremos que este recurso tan valioso de Yucatán lo puedan aprovechar las próximas generaciones”, declaró en su intervención Combaluzier Medina, quien estuvo acompañado por representantes de cooperativas pesqueras, comercializadoras de pescados y mariscos, así como restauranteros del ramo.

En entrevista con ACOM, el representante de Cedepesca, Mauricio Orellana Buenrostro, indicó que, además de la promoción del consumo sustentable, se busca trabajar de manera conjunta con la nueva Secretaría de Pesca de Yucatán para que cada vez más pescadores se sumen a la iniciativa y cumplan a cabalidad la veda del mero, que se extiende del 1 de febrero al 31 de marzo de cada año.

Explicó que en esta primera etapa se ha sumado la Federación Regional de Sociedades Cooperativas Pesqueras, Turísticas, Acuícolas y Artesanales del Estado de Yucatán encabezada por Ana María Frías Salazar.

“Ella es una de las principales promoventes en el sector en el estado, ella ha visto cómo sus pescadores cada vez tienen que ir más lejos por peces más chiquitos, y lo que busca es que se comercialice un pescado con mayor valor y beneficio para las familias yucatecas”, añadió Orellana Buenrostro.

Cabe señalar que, de acuerdo con datos de la Carta Nacional Pesquera (CNP) 2018, la captura promedio anual de mero ha decrecido de manera dramática desde los años setenta, ya que entre 1970 y 1986 se sacaban 13 mil 900 toneladas, entre 1987 y 2004 se redujo a 10 mil, y entre 2005 y 2014 pasó a ser de siete mil 800 toneladas.

Entre las principales causas de lo anterior, se encuentran (además de la sobre-explotación), el incremento en la temperatura superficial y acidificación del mar, ambos efectos del cambio climático, que alteran el ecosistema pudiendo impactar los patrones de distribución y abundancia de meros, negrillos, largos y huachinangos.

Según la CNP, los meros son especies muy importantes desde el punto de vista ecológico y económico.

Al Interior TV

Anuncios

Radio en vivo

facebook