"No nos queda más que racionar el servicio": Concesionario

Concesionarios del servicio de transporte han tenido que efectuar ajustes en su operación, como reducir los horarios de prestación de servicios así como aumentar los tiempos de espera, de modo que se pueda eficientar el consumo de combustible, aunque a la larga, la situación se haría inoperante.

 

El representante legal de la empresa Micro Expreso Urbano, David Quintal Medina, refirió que una de las acciones que tomarán es la disminución en los tiempos en los que se presta el servicio, es decir, que las unidades operarán menos tiempo.

 

"Tenemos que racionar el servicio. Si empezábamos a las 4:00 de la mañana, empezamos a las 6:00. Después empezaremos a las 7:00; y en lugar de terminar a las 12:00 de la noche, terminamos a las 10:00 de la noche y bajaremos hasta las 8:00, pues no podemos más", aseguró.

 

El empresario transportista explicó que este tipo de acciones se están aplicando en varias empresas, por lo que estima que los usuarios gastarán más pues va a tener que moverse en taxi.

 

“Eso ya lo saben las autoridades. En ciertas horas no hay servicio, además de que hay vehículos que se quedan tirados. Las frecuencias de espera pasaron de 5 a 10 minutos y ahora están en 15, hay algunos de hasta media hora. Esto no nos gusta pero no tenemos el recurso para mejorar la situación", aseguró.

Los camioneros refieren que la propuesta para mejorar el servicio comprende tres escenarios: uno que la situación se mantenga como está, que exista la aplicación de unidades nuevas y un alza a las tarifas que generaría que la general suba de 8 a 13 pesos y la social, de 3 a 6 pesos.

 

Todo esto, como medida para contrarrestar el incremento al costo del combustible que subió 3.5 pesos desde enero, según refieren, aunado a que varias empresas tienen adeudos en el pago de las unidades nuevas, mientras que todas tienen créditos con gasolineras y otros proveedores que no han podido costear.

 

Sin embargo, el gobierno estatal les negó un ajuste a las tarifas de transporte, como habían solicitado, aunque refirió que hasta ahora no se ha ofrecido una respuesta formal sobre la negativa.

 

"Nosotros lo que pedimos es que nos respondan porqué y que venga una respuesta formal, por escrito, como debe de ser, bien argumentada y nosotros veremos que hacer pero no se vale que nosotros sustentemos nuestra solicitud y te digan no, porque nomás no", apuntó.

 

En ese tenor, refirió que han tenido acercamientos con el sector empresarial a quien se le notificó de la situación que impera, de modo que estén al tanto de lo que ocurre y las posibles afectaciones que pudiera haber más adelante.

 

"Hay empresas que no han podido pagar sus camiones nuevos y en algún momento, les van a retener los autobuses. Esto implicará que no haya servicio", advirtió.

 

Quintal Medina externó que han hecho un súper esfuerzo por mantener el servicio con unidades antiguas y necesitan del apoyo y la comprensión del gobierno.

 

Y dejó en claro  que no hay un periodo sobre el que pudieran soportar sin ajustes, aunque aseguró que la situación "se está desplomando". 

 

"Mañana puede ser una ruta y pasado otra. No hay en nuestra visión parar de golpe, cada quien hace su esfuerzo con la esperanza de que se actualicen las tarifas", finalizó.-

Al Interior TV

Anuncios

Radio en vivo

facebook