×

Error

Cann't get any slider data to generate slide in module "mod_sp_smart_slider".

Fin a privilegios de funcionarios; gobernador firma plan de austeridad

El Gobernador del estado, Mauricio Vila Dosal, anunció un programa de austeridad para su administración con el que aseguró que se eficientará recursos y se terminará con privilegios para funcionarios estatales.
 
En un evento en Palacio de Gobierno, el mandatario estatal precisó que desaparecerán la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, la Secretaría de la Juventud, el Instituto de Museos e Historia de Yucatán, la Junta de Electrificación del Estado de Yucatán, entre otras dependencias.
 
A su vez, dijo que desaparecerá el Instituto Estatal para el Combate a la Corrupción ya que, según el análisis correspondiente, no tiene caso su existencia ya que en sus atribuciones sólo se encuentran sanciones administrativas y para ello, ya puede cumplir esa función el Tribunal de Justicia Administrativa.
 
"Por lo que toca a las posibles sanciones penales, éstas se procesan a través de la Vicefiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción. Existe el propósito del nuevo Gobierno Estatal de reforzar las atribuciones y autonomía de esta última entidad", apuntó.
 
"De esta misma manera, se realizará un análisis profundo para identificar todas aquellas dependencias, entidades paraestatales y desconcentradas donde exista duplicidad de funciones o exceso de burocracia", agregó.
 
Vila Dosal dijo que también se reducirá en un 20% el número de funcionarios públicos de confianza, con todo lo que representa en gastos indirectos y en materia de servicios generales que surgen del ejercicio diario de sus labores.
 
Anticipó que renunciará a las prestaciones que tiene como Gobernador del Estado, como son gastos médicos y telefonía celular, mientras que los titulares de las dependencias estatales ya no contarán con la prestación de telefonía celular.
 
Asimismo, dijo que se cancelarán 300 líneas de telefonía celular, que representan el 50% de las contratadas por el Gobierno estatal, sin incluir las que se utilizan para el servicio de seguridad pública.
 
También señaló que ningún titular de dependencias tendrá como prestación el uso de vehículos de lujo por lo que apuntó que estos serán devueltos, pues su valor comercial es superior a los 900 mil pesos por unidad.
 
Se cancelará la renta de 500 vehículos, lo que permitirá un ahorro 60 millones de pesos, mientras que también se pretende ahorrar 500 millones de pesos en asesorías, consultorías y estudios de investigación no indispensables.
 
De igual manera, se buscará el ahorro de 30 millones de pesos en combustible, equivalentes a 1.5 millones de litros, reduciendo la flota de vehículos estatal y siendo más eficientes en su uso, mientras que también se darán de baja 400 vehículos que, por su antigüedad y condiciones, representan costos de operación mayores que los beneficios que generan.
 
"Con ello tendremos ahorros sustanciales de 25 millones de pesos en pago de combustible y servicios de mantenimiento, todo esto sin afectar la eficiencia en la prestación de los servicios públicos", manifestó.
 
De igual manera, dijo que se ahorrará un 10% en materiales útiles y equipos menores de oficina, un 12% en materiales de limpieza, un 12% en materiales y útiles menores de tecnologías de información, un 10% en vestuario y uniformes.
 
También se va dejar de gastar un 15% en adquisición de mobiliario y equipo de administración, un 12% en arrendamiento de bienes y servicios, un 10% en mantenimiento vehicular y un 10% en gastos de orden social y ceremonial.

Al Interior TV

Radio en vivo

facebook