Asciende a seis la cifra de pescadores desaparecidos

El norte que azotó la semana pasada dejó dos lanchas “pantoqueadas” —no una— y un total de seis pescadores extraviados en alta mar, con lo que crece el número de desaparecidos, pues antes se informó que eran tres, de la misma embarcación.

Ahora se sabe que cuatro desaparecidos son de Celestún y tres de Sabancuy, Campeche, éstos últimos, como informamos ayer, tenían su base de operaciones en el muelle de La Caleta, de donde zarparon el jueves 8 pasado para la pesca de mero rojo y negrillo.

El vicealmirante Víctor Manuel García Macedo, comandante de la Novena Zona Naval, declaró ayer martes que la Armada de México ya suspendió la búsqueda de los náufragos a quienes se les considera oficialmente como desaparecidos.

“La Armada de México ya suspendió la investigación, pues el patrón (de búsqueda) es de cinco días, que comenzó el miércoles 14 pasado. Se hizo todo lo humanamente posible para encontrar a los pescadores”, afirmó el comandante naval.

De la lancha “pantoqueada” “Estela I”, en el que viajaban cuatro pescadores, solo rescataron con vida a José Alfredo Jiménez Pascual, de 19 años de edad. Los otros tres que están desaparecidos son Pedro Hernández Chan, Daniel Hernández Chan y Ramón Silva Pérez. Todos son de Sabancuy.

De la lancha “Doña Tere”, de 25 pies de eslora, que zarpó de Celestún el pasado viernes 9 y fue encontrada “pantoqueada” el sábado pasado, viajaban Manuel Rubén Martínez Cruz, Wílbert Suárez y Elías Moo, quienes no fueron hallados en la búsqueda que realizó la Armada de México.

“Doña Tere” llevaba dos motores fuera de borda, uno de 60 caballos de fuerza y otro de 75 caballos de fuerza, marca Yamaha. Lo que llama la atención, señaló el vicealmirante García Macedo, pues no se sabe para qué necesitaban dos equipos marinos en una embarcación pequeña.

La Armada de México halló “pantoqueada” a “Doña Tere” a 85 millas náuticas al noroeste de Celestún, la rescataron, pero sin tripulación. La Naval realizaba la búsqueda de “Doña Tere” y hallaron al “Estela I”, también “pantoqueada”, pero no tenían reportes de esa embarcación. Sus familiares no habían reportado nada, así que el rescate del pescador que estaba encima de la lancha fue fortuito, presentaba indicios de hipotermia y se le salvó la vida.

La “Estela I” fue hallada a 38 millas náuticas al noroeste de Celestún. De los otros tres pescadores que formaban parte de la tripulación no se sabe nada.

El comandante naval señaló que los pescadores deben estar más conscientes a la hora de salir a pescar, que no se alejen de la costa en embarcaciones pequeñas y estén al tanto de los reportes meteorológicos, pues el norte se estuvo anunciando para que la comunidad pesquera tome sus precauciones. (Gabino Tzec Valle). 

Al Interior TV

Anuncios

Radio en vivo

facebook