Las frutas "de fuera" que se dan en Yucatán

No. No son frutas endémicas de Yucatán pero se han adaptado a la tierra y hoy forman parte del carné de delicias que pueden disfrutar propios y extraños. Vamos a repasar estas frutas "exóticas" que también puedes degustar en esta entidad. 

Yucatán no sólo brilla por el misticismo de su cultura y costumbres, también figura por la cantidad de alimentos exóticos que se pueden conseguir en la región y que son consumidos de manera habitual por los pobladores.

En los  mercados de la entidad se pueden encontrar algunas frutas y verduras con apariencia extraña, existen variedades únicas de frutas exóticas  que además de raras son deliciosas.

Carambola

Esta fruta, llamada también fruta Estrella, es nativa de India, Indonesia y Sri Lanka su  pulpa es jugosa y su sabor es muy similar al de un kiwi.

El color generalmente pasa de verde a amarillo al madurar y se consume como fruta fresca, preparada en aguas, mermeladas y dulces y por su aspecto sirve como ornamenta para platillos y bebidas. Su temporada se prolonga hasta por ocho meses del año de junio a enero.

Rambután

Esta fruta de forma ovalada con cascara roja cubierta por espinas suaves contiene una pulpa blanca, jugosa y de dulce sabor.

Por su aspecto se le conoce también como litchi peludo. Su nombre proviene de la palabra malaya rambut, que significa “cabello”.

Se puede consumir fresca, en ensaladas de fruta, aunque en Yucatán, al igual que la "huaya"  se consume sólo como botana con algo de chile en polvo y limón.

La temporada en la que se puede comprar este raro fruto de origen asiático es entre los meses de junio y julio.

Anona

La anona es un fruto escamoso muy similar a la guanábana,  se trata de un fruto redondo, de semillas alargadas y negras, su piel es verde, y se torna verde grisáceo cuando ya está maduro.

Posee un sabor cremoso intenso y dulce, se suelen comer al natural y puede partirse en dos partes fácilmente con las manos, aunque también se acostumbra usar para preparar aguas frescas .

La temporada ideal para conseguir este rico y exótico fruto en Yucatán son los meses de agosto y septiembre, sólo hay que tener precaución, pues es un fruto delicado que fácilmente se "echa a perder".

Huaya

Es un pariente lejano del lichi y con una apariencia interna muy similar a la del rambután, tiene una delgada pero rígida capa de piel que se rompe fácilmente con los dientes.

Dentro se encuentra una pulpa cremosa y agridulce color rosa;  posee una semilla grande en el centro y se suele comer, en Yucatán,  como botana o entremés.

Por lo general se puede ver a la venta en los meses de  junio a agosto  por las calles de Mérida, las mestizas las comercializan en racimos o ya preparadas con sal, chile y limón.

Caimito

Otro de los frutos exóticos y populares en Yucatán es el caimito que puede ser redondo o en forma de pera de 5 cm de diámetro aproximadamente, su color varia de rojo-púrpura, morado oscuro o verde pálido.

Su textura es suave y  gomosa, su piel es brillante, lisa, delgada, y fuertemente adherida a la corteza interior, es púrpura aunque a veces los frutos tambien pueden ser verdes.

La pulpa es lechosa, dulce, suave, gelatinosa y algo gomosa que envuelven las semillas en el centro y que vistas forman un asterisco o las puntas de una estrella. Ni la cáscara ni las semillas son comestibles.

La fruta se come madura como cualquier fruta tradicional. Su sabor puede ser acido o dulce dependiendo de la variedad.  Es considerado como la fruta del paraiso y conocido como la "fruta estrella"

Los caimitos están por lo general en temporada a fines de invierno o a principio de primavera y comienzos de verano.

Al Interior TV

Anuncios

Radio en vivo

facebook