No hay paso a las salineras; turisteros abusan

Las famosas charcas de color rosa localizadas en Las Coloradas, hoy están restringidas al turismo que arriba a este punto del oriente de Yucatán.

Esta zona se ha convertido en un área restringida por guías de turistas que se mueven con motos para llevar gente a realizar recorridos mediante cobros que van de los 400 hasta los 700 pesos.

Hasta hace un año las charcas, que se encuentran dentro de la empresa Industria Salinera de Yucatán, S.A. (Isysa) eran libres y los paseantes podían recorrerlas y ver de cerca los procesos de elaboración de sal e incluso tomarse fotografías.

Sin embargo, ahora diversos grupos de guías de turistas no permiten el paso si el interesado no contrata el servicio de recorrido.

Incluso se han colocado rejas y letreros señalando que es propiedad privada.

Un guía de turistas, cuya agrupación es representada por Mario Israel Canul Cetz, admitió que antes no había una cuota establecida, pero hace poco la empresa se percató de que el turismo extranjero llegaba y se bañaba en las aguas rosas, lo que no solo afecta la piel por la intensidad de la sal, sino que contamina las charcas.

“Ahora nos acercamos a los turistas y les ofrecemos el recorrido; nosotros cobramos 450 pesos, que incluye las charcas, recorrer la costa, ver a los flamencos y bañarse en una pequeña laguna”.     

Expresó que muchos turistas han venido y se han enojado cuando les restringen el paso, e incluso les dicen que “lo que es de México es de los mexicanos”. “Es entendible su enojo, pero con lo que ahora se cobra se limpia la zona y se recogen los desechos que dejan tirados los visitantes”. 

Hace un año se registró un problema similar en una de las charcas, entre Las Coloradas y el camino costero que va al puerto de El Cuyo, pues un grupo de prestadores de servicios colocó una reja imponiendo una cuota de 100 pesos por auto. Sin embargo, un turista subió al Facebook un comentario al respecto con una foto, lo que generó una ola de comentarios en contra y la polémica provocó que la reja se retire.  

Mario Durán, vigilante del área y empleado de la empresa salinera, dice que los guías de turistas deben explicar al visitante los motivos de los cobros e incluso los turistas pueden darles “lo que gusten”, es decir, “de 15 a 20 pesos” por persona, para un breve recorrido por las charcas sin contratar el tour completo. (Fuente Diario de Yucatán). 

Al Interior TV

 
 
 

Radio en vivo

Videos

facebook