Los cenotes de Chunkanán Cuzamá

En Cuzamá se ubica la comisaría de Chunkanán. Para llegar desde Mérida hay que utilizar la carretera que une a las poblaciones de Acanceh y Cuzamá en un recorrido de 48 kilómetros, pero si no cuenta con vehículo tome una combi  en la calle 67 x 52 que dura una hora y 15 minutos para llegar a Cuzamá donde tomará un tricitaxi hacia la comisaría de Chunkanán, a 4 kilómetros.

En Chunkanán se brinda el recorrido en truck hacia los tres cenotes.  El recorrido dura 3 horas. En el truck caben hasta 5 personas según el tamaño y peso de las mismas. Se recomienda que la primera persona que entre en el día, debe tirar una piedra a los espejos de agua para despertar a sus cuidadores, y se “hace uno a un lado para que pasen”.

El primero se llama Chelentún (piedra recortada), una inmensa caverna con espejo cristalino y el único recomendable para niños y adultos mayores, ya que los siguientes son de acceso difícil.

Un kilómetro más está el Chaczinik-Che (hormiga del árbol rojo), cuyo espejo de agua está a 6 metros y tiene 60 m de profundidad, idóneo para el buceo. El tercero es el Bolónchoojol (nueve hoyos de ratón), cuenta con orificios que iluminan la caverna, a la cual se desciende 9 metros por una escalera de madera.

Su espejo tiene 35 metros de diámetro con profundidad de 40 metros.

Al Interior TV

Anuncios

Radio en vivo

facebook