Los cenotes de Mucuyché de Peón en Abalá

En Yucatán todo es único, incluso cuando se considera que su planicie es interminable la realidad sorprende  cuando el descubrimiento se torna debajo de la superficie en las entrañas de la tierra.

Y para muestra un botón: arribamos al municipio de Abalá. Para llegar: tome la vialidad hacia Campeche para entrar a la desviación hacia Uxmal, en el camino pasará por Yaxcopoil, y de ahí rumbo a Abalá. Los tres cenotes que visitamos: Kankirixché, Yaal Utsil y Chihuo Hol están en la comisaría de Mucuyché de Peón.

Para arribar a esta comisaría: se toma la carretera Mérida-Uxmal, continúa por la vialidad que encamina a Muna, hasta que arribe a la desviación a Abalá que le conducirá a Mucuyché.

Si busca azul profundo, le espera el cenote Yaal Utsil, totalmente abierto y a la entrada de Mucuyché, gira a su izquierda y una cuadra antes de llegar a la curva avance unos metros. Es el más familiar, rodeado de ceibos con senderos que llevan a tendejones donde por las mañanas encontrará pozole con coco.

Luego está el cenote Kankirixché (fruto amarillo del árbol), a 2 kms de Abalá es un cenote cerrado flanqueado por árboles de huaya con 90 metros de diámetro  y hay que bajar 15 metros por una escalera de metal. La profundidad máxima es de 50 metros y es idóneo para bucear.

Al descender se topará con una plataforma para que descanse y continúe bajando para entrar en contacto directo con las aguas. No cuenta con línea de vida por lo que debe utilizar salvavidas. Luego está el cenote Chihuo Hol, a la salida de Mucuyché, con una terracería en malas condiciones. Luego de kilómetro y medio lo hallará; la entrada es una cueva con escaleras de piedra y espejo de agua poco profundo.

Al Interior TV

Anuncios

Radio en vivo

facebook